Bundt-chocolate
Ingredientes
  • 400 gr de chocolate negro (para fundir)
  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • 300 gr de harina de repostería
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 150 gr de azúcar moreno (grano fino)
  • 60 gr de cacao puro sin azúcar (p.e. Valor)
  • 5 huevos medianos
  • 250 ml de buttermilk*
  • 1 cucharada sopera de esencia de vainilla
  • 200 ml de nata para montar
  • 200 gr de dulce de leche
Elaboración
Bund-chocolate-negro
Bund-chocolate-negro
Bund-chocolate-negro
  • En un cazo, colocamos la mantequilla cortada en dados y 200 gr de chocolate troceado. Ponemos a potencia media-baja (ya que el chocolate tiende a quemarse fácilmente) y vamos removiendo de vez en cuando, mientras se va derritiendo.
  • Mientras, en un bol hondo, colocamos los huevos, agregamos el azúcar (tanto blanco como moreno) y, batimos con las varillas hasta que espumen. Reservamos.
  • Una vez que el chocolate se haya derretido, retiramos del calor y, con cuidado, vertemos sobre la mezcla anterior. Añadimos la esencia de vainilla y, con una espátula de goma o, una varilla de mano**, vamos mezclando con movimientos envolventes, para hacer que el chocolate suba a la superficie y se integre bien con el resto de la masa.
Bund-chocolate-negro
Bund-chocolate-negro
Bund-chocolate-negro
  • Antes de continuar, encendemos el horno y precalentamos a 180º. Mezclamos la harina tamizada con el cacao en polvo y reservamos.
  • Vertemos un chorro de buttermilk y removemos con la varilla de mano. A continuación, agregamos un poco de la mezcla de harina y cacao y, volvemos a remover, para que se integre bien y sin grumos.
  • Repetimos el proceso, alternando buttermilk y mezcla de harina y cacao y, removiendo bien entre cada adición, hasta terminarlos.
Bund-chocolate-negro
Bund-chocolate-negro
Bund-chocolate-negro
  • Untamos el molde con un poco de mantequilla, insistiendo en las zonas más escondidas e inaccesibles.
  • Vertemos la mezcla en el molde, siempre desde el mismo lado. Con suavidad, damos algunos golpecitos en los laterales del molde, para hacer que la mezcla se reparta uniformemente y, que las burbujas de aire que se hayan podido formar, suban a la superficie. Llevamos al horno, a media altura, sólo con aire, y horneamos durante unos 90 minutos (o cuando la pincharlo con un palillo, éste salga limpio).
  • Para preparar el glaseado, vertemos la nata para montar en un cazo, agregamos el resto del chocolate (200 gr), el dulce de leche y calentamos a media potencia, removiendo para que se mezcle bien y no procurando que no se pegue, hasta que el chocolate se haya derretido por completo y el dulce de leche se haya integrado bien. Retiramos del calor, dejamos enfriar ligeramente (no mucho, ya que se espesaría de nuevo) y, vertemos sobre el bundt con cuidado.

 

Notas

*Para elaborar el buttermilk, mezclamos 250 ml de leche con el zumo de 1/2 limón. Tapamos y, dejamos reposar durante unos 10-15 minutos. Transcurrido ese tiempo, la leche tendrá aspecto de cortada pero, no os preocupéis: es así como tiene que quedar. Lo removemos con una cuchara y, ya etsá listo para usar.

**A partir de la incorporación del chocolate derretido, batimos con una varilla de mano, ya que no queremos ‘sobrebatir’ la mezcla, porque esto haría que el bundt quedase demasiado duro/compacto.

Y si te ha gustado (vamos, que te parece que está para chuparse los dedos)...¡Compártelo!

¡¡Me la guardo!! (si quieres imprimir o guardar la receta, pulsa aquí)

Bundt de chocolate negro

Tiempo de preparación: 20 minutes

Tiempo de cocción: 90 minutes

Tiempo total: 1 hour, 50 minutes

Raciones: 12 - 14 porciones

Bundt de chocolate negro

Necesitaremos:

  • 400 gr de chocolate negro (para fundir)
  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • 300 gr de harina de repostería
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 150 gr de azúcar moreno (grano fino)
  • 60 gr de cacao puro sin azúcar
  • 5 huevos medianos
  • 250 ml de buttermilk*
  • 1 cucharada sopera de esencia de vainilla
  • 200 ml de nata para montar
  • 200 gr de dulce de leche

Elaboración:

  1. En un cazo, colocamos la mantequilla cortada en dados y 200 gr de chocolate troceado. Ponemos a potencia media-baja (ya que el chocolate tiende a quemarse fácilmente) y vamos removiendo de vez en cuando, mientras se va derritiendo.
  2. Mientras, en un bol hondo, colocamos los huevos, agregamos el azúcar (tanto blanco como moreno) y, batimos con las varillas hasta que espumen. Reservamos.
  3. Una vez que el chocolate se haya derretido, retiramos del calor y, con cuidado, vertemos sobre la mezcla anterior. Añadimos la esencia de vainilla y, con una espátula de goma o, una varilla de mano**, vamos mezclando con movimientos envolventes, para hacer que el chocolate suba a la superficie y se integre bien con el resto de la masa.
  4. Antes de continuar, encendemos el horno y precalentamos a 180º. Mezclamos la harina tamizada con el cacao en polvo y reservamos.
  5. Vertemos un chorro de buttermilk y removemos con la varilla de mano. A continuación, agregamos un poco de la mezcla de harina y cacao y, volvemos a remover, para que se integre bien y sin grumos.
  6. Repetimos el proceso, alternando buttermilk y mezcla de harina y cacao y, removiendo bien entre cada adición, hasta terminarlos.
  7. Untamos el molde con un poco de mantequilla, insistiendo en las zonas más escondidas e inaccesibles.
  8. Vertemos la mezcla en el molde, siempre desde el mismo lado. Con suavidad, damos algunos golpecitos en los laterales del molde, para hacer que la mezcla se reparta uniformemente y, que las burbujas de aire que se hayan podido formar, suban a la superficie. Llevamos al horno, a media altura, sólo con aire, y horneamos durante unos 90 minutos (o cuando la pincharlo con un palillo, éste salga limpio).
  9. Para preparar el glaseado, vertemos la nata para montar en un cazo, agregamos el resto del chocolate (200 gr), el dulce de leche y calentamos a media potencia, removiendo para que se mezcle bien y no procurando que no se pegue, hasta que el chocolate se haya derretido por completo y el dulce de leche se haya integrado bien. Retiramos del calor, dejamos enfriar ligeramente (no mucho, ya que se espesaría de nuevo) y, vertemos sobre el bundt con cuidado.

Notas

*Para elaborar el buttermilk, mezclamos 250 ml de leche con el zumo de 1/2 limón. Tapamos y, dejamos reposar durante unos 10-15 minutos. Transcurrido ese tiempo, la leche tendrá aspecto de cortada pero, no os preocupéis: es así como tiene que quedar. Lo removemos con una cuchara y, ya etsá listo para usar.

**A partir de la incorporación del chocolate derretido, batimos con una varilla de mano, ya que no queremos ‘sobrebatir’ la mezcla, porque esto haría que el bundt quedase demasiado duro/compacto.

http://drinkme-eatme.com/2013/08/bundt-chocolate-negro/

2 respuestas para “Bundt de chocolate negro”

  1. Consuelo y María José - Honey & Figs, Responder

    ¿Pe-pe-pe-pero me quieres matar o qué? Esto tiene una pinta impresionante, me lo comería enterito ahora mismo (y otro como ése, que acabo de venir de correr y hay hambre). Ay que cosa más buena, por favor. Te ha quedado impresionante… como el brioche te quede la mitad de bueno que éste… miedo me da verlo, ¡qué bueeeeno! xx

    • Drink me · Eat me, Responder

      Pues cuando quieras, te mando uno recién horneado. Lo que no puedo prometer es que los señores repartidores del correo y paquetería, no den cuenta de él primero:-)).
      Ah, ¡el brioche! Afortunadamente para ti (para evitar tentaciones:-)), no vas a poder verlo, porque fue producto del aburrimiento y, sin fotógrafo en casa, no se hizo el paso a paso (y por ende, no se publica:.-)). Pero vamos, que si hay que hacer otro para inmortalizarlo, se hace:-P.

      Besotes

¡Es tu turno! (y estamos deseando que nos dejes tu/s comentario/s)